lunes, 23 de marzo de 2015

No hay que...


NO HAY QUE SER INGENIERO
PARA CONSTRUIR UN AMOR, NI
ABOGADO PARA DEFENDERLO
O DOCTOR PARA SALVARLO. SE
REQUIERE SER SINCERO PARA
CONSERVARLO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario